De Ibarrangelu a Gernika, pasando por Atxarre y las marismas de Urdaibai

Del monte a la marisma, o lo que es lo mismo, del encinar cantábrico que rodea San Pedro de Atxarre hasta el estuario de la ría del Oka, sin olvidarnos de ermitas, barrios de caseríos, e incluso un castillo napoleónico. ¿Quién da más?

[Este camino es una continuación de la sexta etapa del GR 98 (Vuelta a Urdaibai), que parte de Astorkigane y finaliza en Ibarrangelu]

La ruta parte de Ibarrangelu, justo donde la dejamos en la etapa anterior. Esta etapa, como todas las anteriores, no es circular, por lo que para llegar hasta Ibarrangelu Bizkaibus será clave, gracias a la línea A3513 Bilbao-Lekeitio, con parada en la localidad.

Una vez en Ibarrangelu nos dirigimos hacia el barrio de Ibinaga, desde donde tomamos un camino a la izquierda con indicación del cabo de Ogoño. Algo más de un kilómetro más tarde llegamos al cementerio de la localidad, donde un poste del GR 98 nos indica la dirección hacia Atxarre.

El poste nos manda ir más allá.

El poste nos manda ir más allá.

Dejamos el camposanto a nuestra derecha y 500 metros más adelante, pasando una casa, dibujamos un giro casi de 180 grados a la izquierda, omitiendo el camino que continúa de frente. Pasamos así ahora por el caserio Ipintxe y llegamos a una carretera, donde giramos a la derecha.

Avanzamos 200 metros por el asfalto hasta llegar a un desvío a la izquierda con indicación del barrio de Gendika, hacia donde nos dirigimos.

Pasamos junto a las casas del barrio y llegamos, pasado un kilómetro, hasta una carretera, donde estaremos atentos a una indicación de San Pedro de Atxarre.

San Pedro de Atxarre, ermita de visita obligada.

San Pedro de Atxarre, ermita de visita obligada.

Por este camino de hormigón caminamos cerca de 250 metros hasta encontrarnos con un desvío a nuestra derecha, indicado con un poste del GR 98, adentrándonos en zona boscosa.

700 metros desde el desvío llegamos a una bifurcación: hacia la derecha tenemos el sendero de acceso hacia San Pedro de Atxarre; hacia la izquierda, el sendero que baja hacia Kanala. Un poste en el cruce así nos lo indica. Así, por el sendero de la derecha llegamos, 500 metros después, hasta la cima de Atxarre (312 m, centenario), coronada con la ermita de San Pedro y unas vistas de órdago a mayor del estuario de Urdaibai.

Las vistas de Urdaibai, de auténtica postal.

Las vistas de Urdaibai, de auténtica postal.

Regresamos por el mismo camino de subida hasta la bifurcación anterior y tomamos el sendero hacia Kanala.

Este sendero, de fácil paso, está cubierto de una excelente muestra de encinar cantábrico, cubriendo la senda con constantes lianas haciendo el paseo muy agradable.

De momento, no es mala la señalización del camino.

De momento, no es mala la señalización del camino.

Pasado algo más de un kilómetro desde que tomamos el sendero nos encontramos con un poste del GR 98 que nos indica un desvío a la izquierda (hacia la derecha, la ermita de San Martín). Este nuevo sendero se encontrará algo más cerrado que el anterior, aunque el paso no reviste mayor dificultad. Así llegamos, casi un kilómetro y medio más tarde, hasta la zona conocida como Kanala.

Pasó el tramo de monte. Nos aproximamos a la marisma.

Pasó el tramo de monte. Nos aproximamos a la marisma.

Salimos a la carretera y tomamos la dirección de la izquierda. 250 metros más adelante la abandonamos tomando el camino de la izquierda, como indica pintura en una pared junto al desvío.

De nuevo tramo de sendero de bosque hasta llegar, un kilómetro y medio más adelante, de nuevo a la carretera, que cruzamos continuando por el sendero que nace al otro lado.

Carretera de escasísimo tráfico.

Carretera de escasísimo tráfico.

Pasamos junto a un caserío en construcción, que dejaremos a nuestra izquierda, y buscamos un sendero marcado con unas rodadas (aquí nos echó una mano el GPS).

¡Ojo! Para seguir este sendero (que se corresponde con el track del sendero oficial del Gobierno Vasco) nos vimos obligados a pasar por debajo de una cinta que delimitaba un terreno. Más adelante, el sendero era cruzado por una valla como las de las obras que tuvimos que pasar por encima.

Así llegamos al barrio de Isla Bekoa, donde continuamos tomando un camino asfaltado justo a nuestro frente, marcado con una señal de tráfico de dirección prohibida. Un poco más adelante el camino gira a la derecha, encontrándonos a nuestro frente un desvío tras el que hay un pequeño puente.

Ahora comienza el paseo "marismeño".

Ahora comienza el paseo “marismeño”.

Tras pasar junto a una casa giramos a la derecha y llegamos a la ermita de San Lorenzo. Desde aquí ya podemos divisar las almenas del Castillo de Arteaga, hacia donde nos dirigimos guiados por la pintura amarilla/blanca de un PR. Así, pasado un kilómetro desde la ermita, pasamos junto al bello castillo, que fue propiedad de Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III.

El Castillo de Arteaga en nada debe envidiarle al Castillo de Butrón.

El Castillo de Arteaga en nada debe envidiarle al Castillo de Butrón.

Tras contemplar unos minutos el monumental edificio, proseguimos la marcha. Dejando la fortaleza a nuestra derecha continuamos hacia adelante pasando junto al caserío Artia omitiendo los desvíos que nos encontremos a nuestra izquierda hasta pasar junto al Urdaibai Bird Center. Unos metros más adelante giramos a la izquierda, tomando un desvío a cuya derecha había una pequeña puerta metálica.

Por este nuevo camino llegamos, 500 metros más adelante, a la carretera, que cruzamos, continuando por el camino al otro lado de la calzada. A los 100 metros giramos a la derecha, y 500 metros después de nuevo a la derecha, regresando a la carretera que cruzamos antes, pero a la altura de Kortezubi.

Kortezubi, un "Marko" incomparable.

Kortezubi, un “Marko” incomparable.

Cruzamos de nuevo la calzada y nos dirigimos hacia la iglesia de la localidad, donde subimos por una escalinata. Al otro lado del templo nace una pasarela de madera que se adentra en el humedal.

Precioso paseo por la marisma de Urdaibai.

Precioso paseo por la marisma de Urdaibai.

Tras un kilómetro aproximado de pasarela de madera salimos a camino asfaltado, donde giramos a la derecha. Y 250 metros después giramos de nuevo a la derecha, encaminándonos hacia el estuario superior de la ría del Oka. 2,5 kilómetros nos separan de Gernika, los suficientes para disfrutar de un agradable paseo por la margen derecha del río Oka.

Una vez lleguemos por fin a Gernika, solo nos queda dar una vuelta por la villa foral y acercarnos a su Casa de Juntas de Gernika, de visita obligada.

Ficha de la ruta

Distancia: 21 kilómetros.

Duración: 6 horas y media, con varios descansos.

Comentarios: De nuevo la señalización del sendero de gran recorrido nos pareció insuficiente, pese a haber más postes que en las dos etapas precedentes. La ruta tiene bastantes cambios de dirección, insuficientemente señalizados. Recomendable por tanto ayudarse del GPS para realizar esta etapa.

Más información

Fotos (Facebook)https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1042270322483263.1073741916.109203329123305&type=1

Track (Wikiloc)http://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11663253

GR 98 (Vuelta a Urdaibai)

El GR 98 (Vuelta a Urdaibai) es un recorrido que nos permite conocer la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, así como el amplio patrimonio cultural de la zona (dólmenes, calzadas reales, neveras, caseríos, lavaderos, ermitas, etc).

Etapas del GR 98 (Vuelta a Urdaibai):

Etapa 1: Gernika – Bermeo (19 km)
Etapa 2: Bermeo – Alto de Sollube (8 km)
Etapa 3: Alto de Sollube – Errigoiti – Gernika (21,5 km)
Etapa 4: Gernika – Bizkargi – Autzagane (15 km)
Etapa 5: Autzagane – Astorkigane (15 km)
Etapa 6: Astorkigane – Ibarrangelu (20 km)
Etapa 7: Ibarrangelu – Gernika (21 km)

Compartir este artículo

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *