Sobre nosotros

¡Vaya trago amargo el describirse uno mismo! ¿Y ahora qué decimos? Bueno, allá vamos, nos presentamos.

Carlos

Carlos

Yo me llamo Carlos. Así, a secas. Amo la pizza barbacoa. Cada día desconfío más de la profesionalidad de quienes me rodean. Tengo la desgracia de haberme enterado hace poco de que de mayor me gustaría ser jardinero, bedel de instituto o Ranger de Texas. Pienso en ello sinceramente. Al final, seré un bedel macarra, como casi todos.

También me gusta la fotografía, pero odio las aberraciones como el HDR. El disparo tiene que recordarnos lo que vimos o lo que veremos, nunca lo que a mí me gustaría ver. También odio cada vez más todo lo impreso. Y a los hombres del tiempo, menos a Maldonado, el único ser en este mundo capaz de acertar la hora la que va a llover. Adoro a Faemino y Cansado. Ah, se me olvidaba: también me gusta la montaña.

Ver todos los artículos de Carlos

 

Julen

JulenBueno, creo que es mi turno. Mi nombre es Julen, y soy más de kebabs, y de bocatas de sardinas o de atún para el monte. Ya sabéis, alto valor proteico para recuperar fuerzas.

Me autodefino como un tachamontes moderado: si hay un monte que no lo he subido, lo pongo en pendientes y le asigno prioridad alta. Pero no me obsesiono. Y adoro mendikat.net, la Biblia de las montañas.

Respecto de la fotografía, me encanta posar de espaldas al objetivo y con la mirada perdida admirando todo cuanto nos rodea. Éste es el mayor regalo que nos puede hacer una montaña. Y maldigo la bruma que se forma en los días de mucho sol y que hace que, por muy despejado que esté, apenas se distinga nada a lo lejos.

Y sobre el montañismo sólo diré lo que respondió George Mallory cuando le preguntaron por qué quería subir al Everest: “Porque está ahí”.

Ver todos los artículos de Julen