Pateo invernal entre Galdames y El Arenao por el GR 281

Las bicicletas no son solo para el verano. Ni los bastones de montaña tampoco. Así que aprovechamos un fin de semana de enero con buen tiempo para unir estas dos localidades, Galdames y Sopuerta, siguiendo el Gran Recorrido de las Encartaciones.

[Este camino es una continuación del tramo del GR 281 Recorremos las Encartaciones entre Alonsotegi y Galdames por el GR 281]

Partimos de San Pedro de Galdames, justo en el punto donde concluimos nuestra anterior etapa de este GR. Como el recorrido no es circular, olvídate del coche. Toca turno del autobús de línea A3323 Portugalete-Galdames, cuya última parada te deja justo en nuestro punto de partida.

¿Estás ya en el pueblo? Pues acércate primero hasta la iglesia y disfruta del monumental monumento (aquí la redundancia es obligada) a José María Martínez de las Rivas, figura clave de la industrialización vizcaína. También son de admirar la iglesia, de estilo neoclásico, y el ayuntamiento, de estilo ecléctico.

Tras la breve visita a esta pequeña muestra del patrimonio monumental del municipio toca comenzar a caminar. Para ello regresamos a la carretera y tomamos el sentido de la derecha, en dirección norte. Tan solo serán 300 metros de asfalto, ya que la pintura y un letrero del GR 281 nos mandan girar a la izquierda, hacia unos caseríos.

Izquierdaaa, ¡ar!

Izquierdaaa, ¡ar!

Dejamos atrás los caseríos, cruzamos el riachuelo y llegamos a zona boscosa, en la que cuando hicimos esta ruta estaban realizando tareas de limpieza y había muchos árboles tirados por el suelo. Por ello el sendero estaba algo desdibujado y tuvimos que seguir las indicaciones del GPS para poder proseguir. Así, trepamos por la pequeña loma dejando a la derecha los árboles que aún seguían en pie para después girar a la izquierda por donde ya se distinguía un camino.

Por aquí trepa un poco y luego a la izquierda.

Por aquí trepa un poco y luego a la izquierda.

Por este sendero salimos a carretera y continuamos por un camino de hormigón que nos encontramos de frente, hacia el barrio de Garai.

Dejando atrás la barriada seguimos por nuestro sendero, suficientemente señalizado, omitiendo dos desvíos a la izquierda. Pasado este segundo desvío nos adentramos en zona boscosa con suave pendiente ascendente. Los árboles desnudos nos harán compañía mientras avanzamos en dirección a San Esteban de Galdames.

Y pasados aproximadamente 500 metros de ascensión nos encontramos con un nuevo desvío, donde giramos a la derecha.

No te asustes, hay abundante pintura señalando a dónde ir.

No te asustes, hay abundante pintura señalando a dónde ir.

Por este nuevo sendero de tierra, al abrigo de los pinos, pateamos un kilómetro y medio para llegar a un camino de hormigón, donde giramos a la derecha. En todos estos cambios de dirección, pintura en árboles o en el vallado nos indican cómo continuar, por lo que el GPS apenas nos hará falta mirarlo.

Desde aquí, en apenas un kilómetro llegamos a San Esteban de Galdames, por donde pasamos dejando su iglesia a nuestra derecha.

Como decíamos, imposible perderse.

Como decíamos, imposible perderse.

Pisando asfalto llegamos a la carretera que desde Sopuerta va hasta Gueñes, cruzándola y pasando ahora por el barrio de La Rampa. Aquí un nuevo letrero del GR 281 nos marca la distancia hacia El Arenao (4,3 km).

De nuevo 500 metros después salimos a la carretera de Galdames por donde continuamos ahora, arrimados al arcén izquierdo. Tras apenas 150 metros de carretera, la abandonamos tomando un desvío a la izquierda, acercándonos al Parque Atxuriaga, donde giramos a la izquierda cruzando un puente.

El famoso puente sobre el río guay.

El famoso puente sobre el río guay.

Nos encontramos ahora en el antiguo trazado del viejo tren minero de “La Galdames, que unía esta localidad con los embarcaderos de Sestao.

Pasamos junto a los pabellones de un área industrial y a la derecha nos encontramos con la vieja estación del ferrocarril.

Vieja estación de La Aceña, recientemente restaurada.

Vieja estación de La Aceña, recientemente restaurada.

Siguiendo las marcas del GR cruzamos un túnel, prueba irrefutable de que por ahí circulaba el tren, topándonos con abundantes ciclistas.

Tras atravesar algunos metros más adelante un nuevo túnel, iluminado, abandonamos la vía verde para girar a la izquierda. Menos de un kilómetro nos separan de El Arenao, a donde llegamos en pocos minutos. Aquí, junto al río Barbadun, esperamos el autobús de vuelta. Varias líneas paran en este lugar, así que esperemos que no sea muy larga la espera…

Ficha de la ruta

Distancia: 9 kilómetros y medio.

Tiempo: Casi 3 horas y media a paso tranquilo.

Dificultad: Escasa. El recorrido está casi perfectamente señalizado y transcurre por buenos senderos. Decimos casi por el tramo donde estaban realizando labores de limpieza forestal.

Comentarios: En El Arenao tienen parada varias líneas de autobús, aunque las frecuencias no son las mejores. En domingo o festivo las frecuencias son peores, por lo que la espera puede ser más larga.

Siguiendo el Gran Recorrido: El Arenao (Sopuerta) es final de etapa, pero ni mucho menos es final de recorrido. Puedes leer su continuación hasta Traslaviña aquí. Y también tienes el tag GR 281 donde puedes ver todas las rutas relacionadas con el GR.

Más información

Fotografías (Facebook)https://www.facebook.com/media/set/?set=a.652646544778978.1073741855.109203329123305&type=3

Track (Wikiloc)http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5990828

Vídeo (Youtube)http://youtu.be/w0_Uy6HCkfk

Compartir este artículo

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *