Itinerario 1 de Peñas Negras: Explotaciones mineras y núcleos de población

La intensa actividad minera que tuvo lugar en los montes de Triano propició el florecimiento de varios núcleos de población en torno a las minas, siendo La Arboleda quizás el más representativo.

Como todos los itinerarios de Peñas Negras, este también sale del Centro de Interpretación, por un camino a la izquierda del CIA. El primer poste que nos encontramos es tricolor, indicativo de los itinerarios 1 (rojo), 5 (azul) y 6 (verde). Pocos metros más adelante, el itinerario 1 se separa de los otros dos, tomando un desvío a la izquierda.

Itinerario 1 de Peñas Negras, ¡allá vamos!

Itinerario 1 de Peñas Negras, ¡allá vamos!

Siguiendo las balizas rojas no tardamos en llegar a la campa Picuí, amplísima pradera donde no es extraño toparse con ganado pastando o tumbado al sol.

Tanto en la campa Picuí como a lo largo de todo el recorrido vemos la profusión de un arbusto espinoso de flores amarillas. Se trata de árgomas, un tipo de planta muy característica de la zona.

¿Quién puede resistirse a tumbarse al sol en la campa Picuí con este día tan bueno?

¿Quién puede resistirse a tumbarse al sol en la campa Picuí con este día tan bueno?

Atravesamos la campa y subimos por una pequeña loma para llegar en pocos minutos a un grupo de casas, del que nace un camino asfaltado, por el que continuamos. Este camino lleva al cementerio de La Arboleda. Pasamos a la izquierda del camposanto y llegamos a otro pequeño grupo de casas, donde en un cruce giramos a la derecha. Las balizas rojas así lo indican, puedes estar tranquilo/a.

La verdad es que es una maravilla lo bien señalizados que están todos los itinerarios, por lo que confundirse de camino resulta difícil. Podríamos decir que son rutas para dummies 🙂

En un punto del camino pasamos junto a algún tipo de construcción de la época minera. Por desgracia, pocas quedan de las que abundaron en el pasado. Y de lo que ha sobrevivido, en muchas ocasiones, ya no se distingue el uso que pudo haber tenido.

La actividad minera que hubo en esta zona es hoy apenas un borroso recuerdo del pasado.

La actividad minera que hubo en esta zona es hoy apenas un borroso recuerdo del pasado.

Seguimos por la carretera, pasamos junto al repetidor del Mendibil (donde ya estuvimos) y bordeamos una grieta en el terreno. Si giramos la cabeza junto a la grieta y miramos de frente al repetidor, bajo este, en la grieta, podemos observar la entrada a una galería.

Galería bajo el Mendibil.

Galería bajo el Mendibil.

También desde aquí podemos ver a lo lejos el poblado de La Arboleda, con la refinería de Petronor y el mar al fondo.

Poco a poco, las balizas rojas nos van acercando a La Arboleda.

Poco a poco, las balizas rojas nos van acercando a La Arboleda.

Siempre atentos a las balizas rojas, nos dirigimos hacia un pequeño pinar. Antes de llegar al mismo, vemos unas flechas rojas dibujadas sobre una arqueta de conducción de aguas. En este punto el itinerario se bifurca en dos alternativas: una de ellas sigue de frente, bordeando el pinar por la derecha; la otra, se adentra un poco en el pinar y después lo bordea por la izquierda. Esta última alternativa tiene el atractivo de pasar cerca del conocido como “barranco de Zuloko” desde el que se observa una privilegiada vista de los lagos de La Arboleda. Sin embargo, la cercanía del barranco desaconseja su paso en caso de mal tiempo.

Preciosas vistas de los pozos… si no fuera por los dichosos cables.

Preciosas vistas de los pozos… si no fuera por los dichosos cables.

Pasado el barranco, ambas alternativas vuelven a converger bajo una torreta de alta tensión. Desde aquí, las balizas rojas dirigen nuestros pasos hacia Barrionuevo, donde es visita obligada su antiguo lavadero.

Decían las mujeres: "¡El frotar se va a acabar!". Y, efectivamente, se acabó.

Decían las mujeres: “¡El frotar se va a acabar!”. Y, efectivamente, se acabó.

Desde Barrionuevo, siguiendo la carretera, llegamos primero a Larreineta, barrio orgulloso de su funicular, y más tarde a La Arboleda, donde poder tomarnos una buena cervecita con la que refrescar nuestras gargantas en cualquiera de sus bares de la plaza de La Magdalena.

Ahora unas cañas, unas aceitunas y a disfrutar del día.

Ahora unas cañas, unas aceitunas y a disfrutar del día.

Si se quiere, se puede poner fin a la ruta en este punto. Aunque si hemos aparcado en el Centro de Interpretación, o si queremos hacer la ruta circular, no tenemos más que subir por la derecha de la iglesia y tomar la carretera que nos encontramos hasta llegar de vuelta al CIA de Peñas Negras. ¡Es muy sencillo!

Ficha de la ruta

Distancia: Poco más de 9 kilómetros, hechos en 2 horas y 40 minutos. Si finalizáramos en La Arboleda, serían 2 kilómetros menos.

Dificultad: Fácil, para todos los públicos.

Más información: La ruta es de dos y dos cuatro. No se pierde nadie. Lo único que quizá pueda suponer algún problema sea el barranco de Zuloko, pero solo en caso de mal tiempo extremo.

Más información

Fotografías (Facebook)https://www.facebook.com/media/set/?set=a.532294660147501.1073741829.109203329123305&type=1

Track (Wikiloc)http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4293422

Recorriendo los Montes de Triano, un paseo por la historiahttp://www.biendealtura.com/recorriendo-los-montes-de-triano/

Compartir este artículo

, , , ,
2 comentarios en “Itinerario 1 de Peñas Negras: Explotaciones mineras y núcleos de población
  1. Gracias por la información detallada!! La verdad es que es una ruta muy fácil y bien indicada, pero no me habría animado a hacerla sino fuera por vuestra información. Eskerrik asko

  2. Hola Unai:

    ¡Nos alegra que te hayamos lanzado a conocer la zona! La verdad es que todos los itinerarios de Peñas Negras están muy bien señalizados, no tienen pérdida, y muestran capítulos de nuestra historia que mucha gente desconoce.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *