Hacemos sonar el cuerno en el Sollube (663 m) para terminar en la villa foral de Gernika

Como cada año, en uno de los montes bocineros se rememora la vieja costumbre de convocar las Juntas Generales de Bizkaia haciendo sonar los tradicionales cuernos. Este año le tocaba al Sollube. ¿Hace falta una mejor excusa para disfrutar de un día de monte?

Aunque la marcha oficial partía de Bermeo, nosotros decidimos realizar una ruta alternativa a través del GR 98. Así, comenzamos desde el Alto de Sollube, desde el mismo punto donde pusimos fin a nuestro recorrido anterior por la Vuelta a Urdaibai.

Como la ruta no es circular, olvídate del coche. La mejor manera, por tanto, de llegar al Alto de Sollube es en autobús, con parada en el mismo alto, junto al asador Cannon.

Arrancamos, pues, desde el Alto de Sollube. Aquí un poste del GR nos indica el camino a seguir. Así, tomamos un camino de asfalto en dirección sudeste y nos dejamos guiar por las marcas rojas / blancas del GR 98. De momento, dificultad nivel Primaria 😉

Apenas un kilómetro después de iniciar la marcha, el GR gira hacia la derecha, abandonando el asfalto.

Sollube, ¡allá vamos!

Sollube, ¡allá vamos!

El firme es ahora de grava, pero al igual que antes está carente de cualquier dificultad, por lo que el paso es rápido y vamos ganando altura sin apenas esfuerzo. Un poco más adelante, nos volvemos a cruzar con el camino de asfalto que dejamos antes. Un poste, así como pintura en el suelo, nos indican que deberemos continuar por él. Y así hacemos.

Unos metros más adelante, el GR vuelve a sugerirnos tomar un desvío a la izquierda, pero como nuestro objetivo es llegar hasta la cima del monte y el GR no pasa por ella, omitimos el desvío y continuamos por la carretera. Así, no tardamos en alcanzar las antenas del Sollube (686 metros, centenario).

En un día tan tradicional, hasta el Sollube se ha puesto la 'txapela'

En un día tan tradicional, hasta el Sollube se ha puesto la ‘txapela’

En la cima del monte nos encontramos con varios mendizales que se han acercado, como nosotros, a celebrar la llamada a Juntas, que tiene lugar a las 12.00 del mediodía.

Esto es un cuerno, y no el de Boromir (Foto: JJ GG Bizkaia / www.jjggbizkaia.net)

Esto es un cuerno, y no el de Boromir (Foto: JJ GG Bizkaia / www.jjggbizkaia.net)

Cuenta la tradición que en tiempos del Señorío de Vizcaya, cuando el Señor quería convocar las Juntas del Señorío, hacía sonar bocinas de los cinco principales montes de sus dominios. Estos montes bocineros eran el Kolitza, Ganekogorta, Gorbea, Oiz y Sollube. Así, cuando los representantes de las villas y anteiglesias del Señorío escuchaban las bocinas, sabían que debían acudir a Gernika.

Nosotros, como no podía ser de otra manera, tras escuchar el sonido del cuerno, ponemos rumbo a Gernika. Así, regresamos al camino del GR (compartido ahora por el PR-BI 255) y seguimos las marcas en dirección a la villa foral.

Camino a Gernika.

Camino a Gernika.

El camino, igual que antes, no tiene ninguna dificultad, por lo que nuestros pies se mueven con comodidad y a buen ritmo. Pocos puntos hay donde poder confundir el camino, y en todos ellos, un estratégico poste o pintura en los árboles nos indican por dónde continuar.

Pasamos junto a una granja donde vemos a unos pavos pavoneándose (¿qué otra cosa va a hacer un pavo?), y poco después atravesamos el barrio de Zallobante y su peculiar campo de fútbol.

Zallobante, un pueblo de lo más elegante.

Zallobante, un pueblo de lo más elegante.

Aproximadamente un kilómetro desde Zallobante, las marcas del GR nos indican girar a la derecha en dirección a Errigoiti. Sin embargo, como nuestra intención es terminar en Gernika, omitimos este desvío y continuamos de frente.

De esta manera llegamos a San Pedro de Lumo primero y a Gernika después, donde ponemos punto final a la caminata de hoy visitando, por supuesto, la Casa de Juntas y el Árbol de Gernika.

Árbol de Gernika, fuerte como un roble.

Árbol de Gernika, fuerte como un roble.

Ficha de la ruta

Distancia: 19 kilómetros aproximadamente.

Dificultad: Ninguna. Pese a la distancia, la caminata no tiene dificultades, por lo que se puede realizar a buen ritmo.

Otros consejos: Además de caminando, las condiciones del piso permiten también realizar esta ruta en bicicleta (BTT).

Más información

Fotografías (Facebook): http://www.facebook.com/media/set/?set=a.400598019983833.84067.109203329123305&type=3

Track (Wikiloc): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2842977

Compartir este artículo

, ,
2 comentarios en “Hacemos sonar el cuerno en el Sollube (663 m) para terminar en la villa foral de Gernika
  1. Realizada el 19-04-2013
    Ruta que salvo la distancia es sencilla de hacer, bien señalizada y con buenos caminos. De ponerle algún pero, quizás demasiado asfalto para mi gusto. Eso sí, perfectamente documentada como siempre.
    Eskerrik asko por compartir con nosotros vuestros conocimientos y os animo a que sigáis publicando nuevas rutas. Conmigo al menos tenéis un fiel seguidor. Ya estoy preparando las siguientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *