Subida al pico Tres Mares (2.175 m) desde Brañavieja (Alto Campoo)

Ni las bicicletas son solo para el verano, ni Alto Campoo es solo para el invierno. Aprovechando la ausencia de nieve, nos lanzamos a coronar el pico Tres Mares, llamado así por verter sus aguas tanto al Cantábrico, como al Atlántico y al Mediterráneo.

La ruta comienza en la población de Brañavieja, justo antes de llegar a la estación de esquí, en el municipio de Hermandad de Campoo de Suso. Para llegar hasta aquí, deberemos tomar la carretera CA-183 en Reinosa hasta llegar al punto kilométrico 23. Una vez en Brañavieja no tendremos ningún problema en encontrar aparcamiento.

Una vez en la localidad, seguimos, esta vez a pie, la carretera CA-916 durante unos 5 kilómetros hasta llegar al mirador de la Fuente del Chivo (donde también existe parking de vehículos).

Primer tramo de carretera. No será extraño encontrarnos con algún aspirante al maillot de lunares.

Primer tramo de carretera. No será extraño encontrarnos con algún aspirante al maillot de lunares.

En la Fuente del Chivo nos encontramos un monumento al pico Tres Mares con unos versos que nos explican el origen del nombre de esta cima.

Desde aquí vemos ya la cima del monte, al que se accede fácilmente por una pista de tierra. La ascensión apenas supone un kilómetro y medio, que se hacen en poco tiempo.

Dificultad cero. Prometido.

Dificultad cero. Prometido.

En lo alto del pico hay un mirador donde las vistas bien merecen la pena el esfuerzo en llegar hasta sus 2.175 m de altitud.

Con buen tiempo, las vistas desde el pico Tres Mares son de dos rombos.

Con buen tiempo, las vistas desde el pico Tres Mares son de dos rombos.

Tras una pausa en lo más alto, acometemos el descenso hasta Brañavieja. Lo podemos hacer de dos maneras: desandar el camino realizado por carretera o descender por las pistas de esquí. Nosotros nos decantamos por esta segunda opción, algo más exigente que la primera.

Imagínate esto con nieve y un trineo…

Imagínate esto con nieve y un trineo…

Desde la cima vemos enseguida unas pistas de tierra y piedrillas sueltas que descienden hasta la estación de esquí. Caminar por las pistas en ocasiones puede resultar muy incómodo, por lo suelto del terreno, por lo que caminamos por el borde herboso de manera suave, para no resbalar (con un poco de precaución no debería haber ningún problema). Así, piano-piano llegamos hasta la estación de esquí, donde ahora, ya por asfalto, llegamos de vuelta a Brañavieja.

Ficha de la ruta

Comentario

Ruta sin apenas dificultad, con pendientes suaves. Si se baja por la carretera de subida, la dificultad es nula. Bajando en cambio por las pistas, la dificultad aumenta debido al terreno.

Más información

Fotos (Facebook)https://www.facebook.com/pg/biendealtura/photos/?tab=album&album_id=1456732834370341

Track (Wikiloc)https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15346066

Vídeo (Youtube)https://youtu.be/QpQ20H6PLS8

Compartir este artículo

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *