Subida a Pagonabarra desde Luiaondo, una ruta de leyenda

Desde la localidad alavesa de Luiaondo, donde en otro tiempo se alzó el legendario Árbol Malato, nos disponemos hoy a subir hasta la cima del cercano Pagonabarra.

La ruta de hoy es circular, por lo que podremos acercarnos en coche hasta la localidad alavesa para realizar esta caminata. Pero si preferimos hacer uso del transporte público, la línea C-3 de Renfe Cercanías (Bilbao-Orduña) puede ser también una buena opción.

Una vez en la Luiaondo, nos dirigimos hacia el barrio de Restergo, donde muy cerca se encuentra la cruz de piedra en recuerdo del antiguo Árbol Malato, perteneciente a la leyenda de Jaun Zuria y el origen del Señorío de Bizkaia.

Desde la cruz de piedra nos dirigimos hacia el centro del pueblo, cerca de 200 metros atentos a un cartel que identifica el barrio de Restergo y una señal con la dirección hacia Amurrio. En este punto giramos en el sentido de la flecha pasando por un túnel bajo la carretera general, adentrándonos en el barrio de Santo Domingo. Justo al otro lado del túnel, se encuentra la ermita de Santo Domingo, hacia la que nos acercamos.

Ermita de Santo Domingo, preciosa.

Ermita de Santo Domingo, preciosa.

Tras la breve visita al templo, regresamos unos metros tras nuestros pasos y nos fijamos en un desvío junto al túnel anteriormente cruzado con una señal que reza Basabidea/Camino Forestal. Tomamos este camino durante unos 500 metros hasta llegar a un nuevo desvío a nuestra izquierda señalizado con un letrero adosado a un poste de la luz con indicaciones hacia las cimas de Pagonabarra y Pagolar.

Tomamos este nuevo camino, de asfalto los primeros metros y de tierra después, durante casi 2 kilómetros de constante pero llevadera ascensión, hasta llegar a una bifurcación. Hacia la derecha, el camino gira hacia unos pinos; hacia la izquierda nos encontramos una alambrada con paso habilitado entre repoblaciones de eucaliptos. Es esta segunda alternativa la que debemos tomar.

Cruzado el cercado, a unos 20-30 metros, estaremos muy atentos a un desvío no muy evidente a nuestra derecha, que deberemos tomar.

La inercia pide seguir por el camino, pero nosotros deberemos desviarnos aquí.

La inercia pide seguir por el camino, pero nosotros deberemos desviarnos aquí.

Por este sendero, prácticamente llano, llegamos un kilómetro más tarde a una edificación abandonada y a una nueva bifurcación, donde encontramos indicaciones a las cimas de Pagolar (casi borrada) y Pagonabarra (mejor conservada).

Tomamos el camino de la izquierda (hacia Pagonabarra) y enseguida divisamos la elevación donde se ubica la cima. En una última bifurcación, el camino gira a la izquierda bordeando la cima, mientras que un sendero a la derecha se dirige hacia la misma. Tomando este sendero nos adentramos en un pinar y no tardamos en llegar hasta el punto más alto del monte, coronada con una pequeña cruz que nos recuerda la del Gorbea.

El Pagonabarra no es el Gorbea, pero también tiene unas bonitas vistas.

El Pagonabarra no es el Gorbea, pero también tiene unas bonitas vistas.

Parada técnica para hacer un pequeño descanso que aprovechamos para dejar la tarjeta para el Concurso de los Cien Montes, tomar algunas fotografías del buzón y grabar un pequeño vídeo.

Tras el breve descanso, la vuelta la podemos hacer de dos formas: desandando el camino realizado, o tomar un sendero en dirección sureste que nace en la misma cima. Nosotros nos decantamos por esta opción, así por camino descendente avanzamos unos 500 metros hasta llegar a una pista donde giramos a la izquierda.

Avanzando por esta pista no tardamos en ver a lo lejos la casa abandonada por la que pasamos antes.

Llegados al caserón, la vuelta está chupada.

Llegados al caserón, la vuelta está chupada.

Desde este viejo caserón, todo lo que nos queda es descender por el mismo camino de subida hasta llegar a Luiaondo.

Casi al final del descenso, justo después de pasar por el caserío que vimos al iniciar la subida, nos acercamos hasta la cercana ermita de San Lorenzo. En una de las mesas que rodean el templo nos terminamos unas piezas de fruta que nos sobraron de la cima y retomamos el sendero hasta llegar a Luiaondo, donde ya por fin damos fin a esta ruta de hoy.

Ficha de la ruta

Distancia: 10 kilómetros.

Duración: Casi 3 horas y media, con paso tranquilo y breve descanso en la cima.

Comentarios: La ruta no entraña demasiada dificultad. Si acaso, la subida desde la ermita de San Lorenzo hasta tomar el sendero hacia el collado entre Pagonabarra y Pagolar puede resultar algo larga para piernas no acostumbradas. Nada que un par de pausas en la subida no lo solucionen.

Más información

Fotos (Facebook): https://www.facebook.com/biendealtura/photos/?tab=album&album_id=1142073949169566

Track (Wikiloc)http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13906118

Vídeo (Youtube)https://youtu.be/qiR1-ijJELo

Compartir este artículo

, , ,
Un comentario en “Subida a Pagonabarra desde Luiaondo, una ruta de leyenda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *