El PR-BI 164 nos lleva de Gautegiz Arteaga al Burretxagana (402 m) en un pis-pas

Te habrá pasado: algo que parecía sencillísimo se complica cosa mala casi sin darte ni cuenta. Pues con esta ruta a nosotros nos sucedió lo mismo: lo que en principio era un paseo dominguero cambió radicalmente cuando decidimos desviarnos y ascender el (a priori) asequible Burretxagana, todo un centenario. Cosas de la montaña…

Ruta circular, amigo/a. Podemos tirar, pues, de coche y gasolina o bien de transporte público. En este caso, Bizkaibus. La jugada es tomar en Termibus el A 3513, que en sólo 1 hora nos planta en nuestro punto de partida. La parada es Basetxeta (junto al agroturismo Txopebenta), ubicada en Gautegiz Arteaga.

Toda vez hemos aparcado allí o dicho “¡Chao, pescao!” al chófer del bus, deberemos caminar por el arcén en la misma dirección en la que continúa el autobus. Verás, 150 metros después, que surge un desvío a mano izquierda hacia el barrio de Tremoia. Lo tomamos.

Tremoia, un barrio con cuatro casas (literal).

Tremoia, un barrio con cuatro casas (literal).

El asfalto, en ocasiones cubierto por agujas de pino (depende de la época del año), será tu compañero durante el próximo kilómetro, momento en el que llegaremos a Tremoia, barrio coqueto donde los haya. En el único cruce existente, habremos de ir a la derecha, donde una nueva señalización nos indica que continuamos por el PR-BI 164 (Vuelta al monte Armendua) y que nos adentramos en Ibarrangelu, otra localidad (tomar el camino de la derecha, como se ve).

Tomamos el desvío de la derecha para iniciar un camino circular.

Tomamos el desvío de la derecha para iniciar un camino circular.

Comenzamos así un trayecto circular, bordeando el monte Armendua (384 metros, no centenario) y que nos deparará literalmente un agradable paseo cuyo único inconveniente está en no tener inconvenientes. Tras 900 metros desde el cruce de Tremoia, una señal nos hará tomar el camino a Iruskieta y sumergirnos, ya sí, en terreno 100% de bosque.

Aquí nos vamos hacia Iruskieta, no continuamos hacia Ibarrangelu.

Aquí nos vamos hacia Iruskieta, no continuamos hacia Ibarrangelu.

Aquí sí debemos realizar varias anotaciones: la primera es que en época de lluvias los charcos son constantes en esta parte del camino y, aunque no nos impiden avanzar, son molestos. ¡Es lo que tiene el bosque: charcos y animalejos! La segunda está relacionada con la única posibilidad de pérdida del camino, un poste que no aclara nada, que nosotros tomamos por su parte izquierda (superior).

¡Por arriba, Carmen!

¡Por arriba, Carmen!

¡Ojo al parche! Como has visto, la ruta es para críos. Ni rampas, ni trechos duros. Si acaso, algún charco. Pero 700 metros después del poste la jugada se complica, porque tomaremos un desvío para afrontar el ascenso del Burretxagana, que engaña por sus 402 metros. La ruta pasa así de fácil a difícil; de hecho, se salta el status moderado que solemos utilizar.

Giramos a la derecha, abandonando temporalmente el PR-BI 164.

Giramos a la derecha, abandonando temporalmente el PR-BI 164.

La complicación viene dada por dos aspectos. El primero, el nuevo sendero. Es confuso. Apenas hay señales y todos los caminos parecen el correcto. Si sigues nuestro track no tendrás problemas; yendo a ‘pelo’, dudarás más. La cuestión es que se vaya por donde se vaya, se suele coincidir en el sendero correcto de subida.

El segundo problema: la subida en sí. Es de roca bajo denso arbolado y, en muchas ocasiones, deberás utilizar ambas manos para ayudarte. Si miras el track solo son 200 metros de ascenso, pero claro, a paso de tortuga y de dureza mayor que la habitual. Sin embargo, es difícil perderse si seguimos las pintadas amarillas y los plásticos amarrados en las ramas. Cuidado con el suelo: está más verde que una botella de Heineken.

'El libro de la selva' se grabó en este paraje.

‘El libro de la selva’ se grabó en este paraje.

Es así como muy poco a poco llegamos a la cima del Burretxagana (402 m), donde nos esperan dos buzones: uno, de 1972, del Grupo Alpino Basconia (Basauri) y otro, fechado en 1995, del Atxular Mendi Taldea. Mucho buzón, sí, pero vistas casi nulas. No todo iba a ser perfecto, ¿no?

Hora del retorno, muchacho. El regreso es tan sencillo como volver sobre nuestros pasos hasta el PR que abandonaste. No es difícil (de hecho, se nos hizo mucho más corto de lo que pensábamos), pero os pedimos máximo cuidado: guardad cámaras e incluso bastones y usad las manos para sujetaros en árboles y ramas. La roca con verdín es fácil que te la juegue.

Una vez en en el PR, sigue el sentido que llevabas, te separan 400 metros de zona boscosa del cruce en el que tomamos el sendero a Ibarrangelu (derecha). ¡Pura ruta circular!

¡Vuelta a casa, que ya es tarde!

¡Vuelta a casa, que ya es tarde!

¿Qué nos queda? ¡Casi ná! Ya estamos en Tremoia. Simplemente tendremos que descender los 900 metros que nos separan de la carretera general y otros 150 metros hasta la marquesina de Bizkaibus por el arcén de la carretera.

Ficha de la ruta

Distancia: 7,2 kilómetros.

Dificultad: La ruta es sencillísima y complicada a la vez. Por un lado, el recorrido por el PR-BI 164 es un paseo para toda la familia. De hecho, en caso de tener un objetivo familiar o de iniciación al senderismo recomendamos sólo esta parte. En el momento en el que tomamos el desvío al Burretxagana la dificultad crece tanto que no es posible recomendarla para todos los públicos.

Otros consejos: Recomendamos controlar las horas del autobús. Es posible que, por no controlar los tiempos, tengamos que esperar 2 horas al paso del Bizkaibus. Asimismo, si ascendemos el centenario Burretxagana, es esencial un buen material (botas, bastones, etc).

Más información

Fotografías (Facebook): https://www.facebook.com/media/set/?set=a.485822708128030.102590.109203329123305&type=3

Track (Wikiloc): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3818289

Vídeo (Youtube): http://youtu.be/gIT5-Z6CGpE

Compartir este artículo

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *