Desde Zamudio hasta Goikolexea por el GR 280 y la cima del Gaztelumendi (311 m)

Plantamos batalla al tiempo y ascendemos al Gaztelumendi, venciendo a la meteorología y a sus amenazas de lluvia.

La ruta comienza en Zamudio, junto al hospital psiquiátrico. Para llegar hasta aquí desde el centro del pueblo, recorremos la Avenida del Txorierri (N-637) sentido Lezama y tomamos el desvío a la izquierda que está justo al lado de la casona Bide-Bitarte. Este camino nos llevará directo hasta el punto de partida.

Una vez aquí, existen dos itinerarios del GR 280 que llevan hasta el barrio larrabetzuarra de Goikolexea: uno que pasa por el barrio Garaioltza de Lezama (por donde ya caminamos), y otro a través de la cima del Gaztelumendi, que es el que os proponemos hoy.

Así, enfilamos camino del barrio de Daño (Zamudio), convenientemente indicado por un cartel.

Arrancamos con asfalto…

Arrancamos con asfalto…

Esta primera parte del recorrido transcurre por carretera asfaltada, permitiendo un paso cómodo y ligero. Y, en consonancia con el resto de recorridos del GR 280, observamos que el sendero está perfectamente marcado con pintura en postes y árboles.

Cuando llevamos recorridos aproximadamente 1,25 kilómetros, llegamos a una bifurcación, tomando el camino de la derecha, como indican las marcas. Y poco después pasamos junto a dos bonitos caseríos, de los varios que hay a lo largo del camino.

Bucólico 100%.

Bucólico 100%.

Al llegar al último caserío del camino (Km 2,25), el firme pasa de asfalto a tierra y piedra, mucho más natural. Y 750 metros después, llegamos a una nueva bifurcación, donde observamos a la izquierda un poste con indicaciones de la ruta Uraren Jantzea. Omitimos estas señales y continuamos por el camino de la derecha. Y 250 metros más tarde llegamos por fin a la parte más alta del camino. Aquí nos encontramos con un cruce de caminos.

El camino de la izquierda lleva a Artebakarra y al Berreaga, ruta ya recorrida, mientras que el de la derecha conduce a Gamiz-Fika y a Gaztelumendi, a donde nos dirigimos.

Tête de la Course.

Tête de la Course.

A partir de aquí, el camino se vuelve más llano, sin apenas cuestas. El sendero es ancho y el firme, de tierra compacta, salpicada por algún charco que otro producto de las recientes lluvias, pero que no dificultan en absoluto el paso. Sobre nuestras cabezas, un cielo gris y unas nubes que esperamos que respeten la caminata y descarguen cuando ya estemos de regreso.

Y mientras caminamos, observamos a nuestra izquierda Gamiz-Fika cubierto con una txapela de niebla ante la atenta mirada del Jata.

Solo faltan Sigourney Weaver y sus gorilas…

Solo faltan Sigourney Weaver y sus gorilas…

Llegando al kilómetro 5 del recorrido, llegamos a un cruce con una carretera. Aquí vemos un letrero con la distancia a Gaztelumendi (3 kilómetros) y, más adelante, un cartel que reza “Carretera en mal estado”, por donde continuamos.

Durante todo esta parte del recorrido nos cruzamos con bastantes BTT-eros y caminantes de todas las edades, y es que este tramo no plantea absolutamente ninguna dificultad, invitando a caminar con buen paso y total comodidad.

Un paseo por el monte, lo mejor contra la artritis.

Un paseo por el monte, lo mejor contra la artritis.

Y dos kilómetros después (Km 7) nos encontramos con el desvío a la cima del Gaztelumendi (311 metros), a la que se accede atravesando un pinar.

Por este camino, en un tris te plantas en la cima.

Por este camino, en un tris te plantas en la cima.

Cruzamos un pequeño camino (que será por donde regresemos) y continuamos de frente. En apenas unos metros llegamos a la cima, coronada por la enorme Cruz de Gaztelumendi, triste recuerdo de la cruenta guerra, y por un viejo buzón víctima de la herrumbre.

Y un poco más adelante, los restos de un bunker del Cinturón de Hierro, testigo mudo de la contienda.

Memoria histórica.

Memoria histórica.

Regresamos por el camino antes mencionado y nos reincorporamos al GR. Proseguimos siguiendo las marcas por buenos caminos hasta llegar a un cercado, igualmente señalizado con pintura blanca / roja. Lo atravesamos por una puerta habilitada y llegamos a un grupo de casas.

Tras atravesar la barriada, llegamos a una carretera (Km 10,00), que cruzamos.

¡Atentos a los coches!

¡Atentos a los coches!

Pasamos por un tramo de tierra arcillosa que se había embarrado (cosas de la lluvia) hasta llegar a un camino asfaltado, junto a una explotación de gallinas.

Siguiendo el camino asfaltado, pasamos por una barriada de casas, y llegamos poco después hasta la iglesia de Goikolexea (Km 12,00), junto a la parada del autobús, donde finalizamos la caminata.

Goikolexea. ¡Final del trayecto!

Goikolexea. ¡Final del trayecto!

¡Y en casa para comer!

Ficha de la ruta

Distancia: 12 kilómetros. Hechos en tres horas y media con paso relajado.

Dificultad: Fácil. No hay ningún tramo especialmente complicado. De hecho nos cruzamos con varios caminantes de todas las edades recorriéndolo a pie o en bicicleta de montaña.

Comentarios: Aunque el Gaztelumendi no es puntuable para el Concurso de los Cien Montes, es una cima cargada de historia merecedora de una ascensión.

Más información

Fotografías (Facebook): https://www.facebook.com/media/set/?set=a.303750453001924.67494.109203329123305&type=3

Track (Wikiloc): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2382242

Mapa GR 280 (Uribe)https://maps.google.es/maps/ms?gl=es&ie=UTF8&oe=UTF8&msa=0&msid=203000631266344368419.0004ba1f75e3f496d1c0f

Compartir este artículo

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *