Arnotegi (426 m) y Pagasarri (673 m), una caminata redonda

Hora de la quedada: 9.00 horas. Objetivo: subir a la cima del Pagasarri más cansados de lo habitual. Plan: alcanzar el modesto Arnotegi antes que el símbolo bilbaíno. ¡Caminante, vaya si hay camino!

Nuestra ruta de hoy prende en la salida del metro en Abando (Bilbao), y el primer objetivo es llegar a la estación de Iberdrola, que popularmente marca el inicio de la subida. Para ello, deberás tomar Hurtado de Amézaga (dirección Zabalburu), desviarte por García Salazar (junto a las vías) y ascender la transitada Juan de Garay, siempre en línea recta, para, una vez cruzada la enorme rotonda, entrar en el barrio de San Adrián. Su avenida nos dejará al pie del puente sobre la A-8. Crúzalo y te toparás de frente con el megaedificio de la compañía eléctrica. Todo el mundo lo conoce.

El edificio de Iberdrola tiene hasta pistas de pádel.

El edificio de Iberdrola tiene hasta pistas de pádel.

En este punto, bordea por la izquierda el edificio. Tendrás que caminar por el arcén de la casi olvidada carretera. Tranquilo, porque en unos 300 metros nacerá un camino peatonal a mano izquierda que te lleva hacia la montaña.

Este mismo sendero, guiadísimo, que te llevaría al ‘Paga’ directamente transcurre sin pérdida hasta un cruce de tres caminos: la dirección de la derecha (bajada) nos lleva  (125 metros) al camino del Pagasarri; el de en frente, nos lleva igualmente a esa vía, pero 500 metros más allá. Tienes que tomar el de la izquierda, ascendiendo. Al final, te toparás con una gran curva, que debes afrontar.

Tras esta curva comienza la subida al Arnotegi.

Tras esta curva comienza la subida al Arnotegi.

Al final de la curva, atento. A mano derecha, un ‘estupendo’ mirador con una errónea mesa de orientación. Pero lo más importante está a tu izquierda, a la otra orilla del paseo. Verás que por la loma de esa montaña nace un sendero, no muy marcado. Tómalo, porque nos va a llevar campo a través directo a la cima del Arnotegi.

Unos 350 metros después de iniciar el sendero tocarás la cima del Arnotegi, monte centenario, de escasa altura (426 metros). Por desgracia, tendemos a valorar las cosas por su tamaño, pero fíjate a tu alrededor: un vértice geodésico, varios buzones para dejar tu tarjeta, las ruinas (muy muy ruinosas) de un viejo fuerte de la época carlista y unas bonitas vistas de Bilbao.

A la cima del Arnotegi ya sólo le falta un Parador.

A la cima del Arnotegi ya sólo le falta un Parador.

¡Ahora, a por el Paga! Deberemos abandonar la cima siguiendo el sentido de la ruta, hacia delante, bajando la cuesta y atentos a la derecha. Si tomamos la ruta ‘asfaltada’ llegaremos en 650 metros a Camino del Pagasarri, que hubiéramos seguido de no haber tomado la entrada al monte tras bordear Iberdrola.

Y a partir de aquí afrontaremos el camino sin más tarea que la de disfrutar de la ascensión porque, por suerte, no tiene pérdida. Solo una decisión: esta vía tiene las variantes de Camino Viejo y Camino Nuevo. El viejo, el tradicional, es más duro pero más corto (1.250 metros, una media hora), y con humedad es fácil caerse. En otoño las hojas cubren el suelo. El nuevo, claro, está asfaltado, más llano, más largo y adaptado a casi todas las piernas. La decisión es tuya.

Recomendamos tomar el Camino Viejo de ascenso al Pagasarri sólo con buen tiempo.

Recomendamos tomar el Camino Viejo de ascenso al Pagasarri sólo con buen tiempo.

Ambos te llevarán a la cima del Pagasarri (673 metros), pero no del todo. Me explico. El camino te deja en una explanada. La cumbre se encuentra más allá, pasando el antiguo refugio (convertido en bar donde tomarse un bocadillo de txistorra si está abierto). Es una zona de roca, limada por el paso de montañeros, así que cuidado en días lluviosos. ¡Verás la cantidad de placas y buzones que coronan la cima!

La cima del Pagasarri está plagada de buzones y placas.

La cima del Pagasarri está plagada de buzones y placas.

¡Hora de bajar! Nuestro descenso va a discurrir por otro sendero, con el que completaremos una ruta circular. Retornamos a la explanada en la que nos dejó el camino de ascenso. De frente nos topamos con dos caminos. Deberemos tomar el de la derecha (camino más largo). El de la izquierda nos bajará por el Camino Nuevo que no tomamos para la subida. Nuestra elección comparte el último tramo con el Camino Viejo, que dejarás a la izquierda en unos 300 metros.

Será cuestión de continuar con nuestro sendero, siempre descendiendo. Unos 2,5 kilómetros después llegarás al lugar en el que durante la ascensión tuviste que elegir entre Camino Viejo y Camino Nuevo. Continúa bajando y sigue el sentido del Camino del Pagasarri, porque no tiene pérdida. Al final del mismo (muy al final, aún te queda) te toparás con el edificio de Iberdrola, origen de nuestra ruta.

¡Aúpa Pagasarri y aúpa nuestras piernas!

Ficha de la ruta

Distancia del camino: 20,4 kilómetros. Entre 5 y 6 horas de caminata (depende de las variantes elegidas, del paso de cada uno, de los descansos que se tomen, etc.).

Dificultad: Moderada.

Comentarios: La visita al Pagasarri puede ser más completa. Puedes optar por visitar las famosas Neveras del Pagasarri, ingenio de antaño en las que almacenar hielo y nieve. No dejes de probar el agua de sus caños. ¡Fresquísima!

Otra forma de completar la ruta puede ser visitar cimas cercanas. Puedes tocar cumbres como el Ganeta (689 metros), a tiro de piedra. O trepar a la sencillísima Lapurzulogana, una colina más que montaña (677 metros). O bien intentar el más lejano pero famosísimo Ganekogorta (998 metros), mucho más exigente. O el Pastorekorta (596 metros), a escasos metros.

Más información

Fotografías (Facebook): https://www.facebook.com/media/set/?set=a.164960840214220.29488.109203329123305&type=3

Track (Wikiloc): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1404862

Vídeo (Youtube): http://www.youtube.com/watch?v=vQDfwPjfn2w

Compartir este artículo

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *