Biendealtura.com

La ruta Luxar (542 m)-Eretza (887 m) desde Güeñes deja la cuesta de enero a la altura del barro

Publicado el | 2 comentarios

Hoy, ruta de las de dar esquinazo al frío. Partiremos de Güeñes, treparemos el Luxar y el Eretza (y sus puñeteras rampas) y llegaremos a El Regato (Barakaldo), con más ganas de descansar que otra cosa.

La caminata como tal no es complicada (unos 17 kilómeros). En ocasiones señalizada (azul / blanco o rojo / blanca), siempre te encuentras con alguien a quien preguntar. El problema radica en sus pendientes: tanto Luxar como Eretza tienen los finales más ‘hijoputescos’ del mundo mundial, llegas con la lengua fuera.

¿Convencido/a? La ruta comienza en Güeñes y no es circular. El método más sencillo de llegar a la localidad es tomando un tren de Feve en Bilbao (estaciones de Abando, Ametzola, Basurto o Zorroza). O tomando un Bizkaibus con destino a Balmaseda, Artziniega, Sodupe o Arrespalditza. Nosotros acudimos en tren, será nuestro origen.

Una vez fuera de la estación, continúa por la propia acera hasta que te cruces con la calle Enkarterri. En este punto te toparás con una casa singular, como de otro siglo, arcada, que es el ayuntamiento de Güeñes. El camino continúa hacia delante, junto a ella. Cruzamos sobre el río Cadagua, y muy atento, porque 20 metros después, una señal te avisará de nuestros dos objetivos: Lujar (o Luxar) y Eretza.

Si es un perro te muerde... pero con cariño.

Si es un perro te muerde… pero con cariño.

A partir de aquí, el camino está chupado. Continúa por la calle Batasuna. Cruzarás el cementerio. 60 metros después, toma el camino ascendente hacia el barrio de Amabizkar. Como ves, el cemento-grava no complica el camino. Y no te abandonará hasta que te topes con una valla verde, que deberás cruzar.

Cierra la puerta que hay corriente.

Cierra la puerta que hay corriente.

Aquí comienza el camino de montaña. Será breve hasta la cima. Solo hay que seguir el camino ya pisado y cruzar un escaso arbolado para afrontar una última rampa hasta llegar al buzón del Luxar (542 metros). Son unos 300 metros rompepiernas que te harán resoplar a menudo y tirar de los bastones (si usas) para trepar.

Posado Made in José Antonio Labordeta (QEPD).

Posado Made in José Antonio Labordeta (QEPD).

En la cima de este primer objetivo nos esperan el típico buzón, un novísimo vértice geodésico y unas fabulosas vistas que, como aquí te mostramos, son perfectas para disfrutar del bocadillo o hamaiketako.

Vistas propias del mejor vídeo de National Geographic.

Vistas propias del mejor vídeo de National Geographic.

¡Ahora, a por el Eretza! El camino continúa al otro lado de la cima, pero para tomar el sendero debes retroceder aproximadamente 100 metros por el camino de subida. Según retrocedes, a mano izquierda verás un camino, que nos llevará casi directos al Eretza.

¡A por el Eretza, camaradas!

¡A por el Eretza, camaradas!

Es un sendero sencillo, sin más sobresaltos que el que un grupo de cabras locas, pero majas, puede provocar en alguien como tú, que vas a trepar dos cimas el mismo día :-)

Manifestación de cabras por un convenio digno.

Manifestación de cabras por un convenio digno.

Serán poco más de 500 metros de tierra, y después otros 350 de asfalto-grava, los que nos separen del comienzo de la ascensión del Eretza, que arranca en un cruce en el que confluye con el sendero que proviene de Sodupe. Al ser una ascensión tan popular, el camino no ofrece dificultad alguna (bien por los colores que guían –azul y blanco- o bien por las flechas).

El Eretza es pan comido.

El Eretza es pan comido.

La ascensión está formada por tres zonas bien definidas. La primera se corresponde con un largo zig-zag de tierra y hierba (600 metros), por ratos con buena pendiente. El sendero continúa por una segunda zona de piedra, por momentos resbaladiza pero no peligrosa, que deja a su izquierda el famoso Refugio de la Barenilla. La tercera y última zona, de monte pura, nos hace continuar pegados, justo por la izquierda del pinar, que está a un lado del refugio. Nunca sigas la carretera. Esta rampa, de 200 metros, nos dejará frente a otra que nos va a dejar en el buzón del Eretza. Esta segunda, de 500 metros y pelada, se hace larga. Recuerda mucho al trecho final de ascenso al Gorbea desde Pagomakurre.

Trepar esta cuesta nos acerca a la gloria.

Trepar esta cuesta nos acerca a la gloria.

La cima del Eretza (887 metros) es espectacular. Además, suele ser muy ventosa. Un buzón, un vértice geodésico y unas buenas vistas hacen el resto.

Las vistas del Eretza son de postal.

Las vistas del Eretza son de postal.

¡Hora de bajar! Como ocurrió en el Luxar, retrocedemos 150 metros sobre nuestros pasos y a mano izquierda también nacerá un sendero que bordea la cima hasta llevarte al frontal de la montaña, al cortafuegos anchísimo que viste desde arriba. Es un camino irregular al principio, pero bien definido con los metros.

Este 'caminico' nos lleva al cortafuegos.

Este ‘caminico’ nos lleva al cortafuegos.

Una vez en él… ¡Todo pa’bajo! Son 700 metros de descenso que acaban por hacerse largos. Cuidado hacia el final, pues el terreno se empina y embarra y podrías caerte de lleno sobre un doloroso espino que perforará tu mano cual colador. Te lo decimos por experiencia ;-)

Con nieve y una bolsa del Carrefour en el trasero lo bajamos en un pis-pas.

Con nieve y una bolsa del Carrefour en el trasero lo bajamos en un pis-pas.

Terminado el descenso, tomamos la pista de monte a mano derecha (marcas rojas y blancas, por la derecha de la barbacoa). Y ahora, poco más de 2 kilómetros siguiendo las señales (bonita la ermita, ¿verdad?). Al principio, cemento. Hacia el final, grava. Pero no te relajes: para bajar a El Regato, debes tomar una ‘puerta’ a mano izquierda, que no debes dejar pasar.

¡Tun, tun, quién es, nosotros, abre la puertaza!

¡Tun, tun, quién es, nosotros, abre la puertaza!

Es un camino pedregoso y, en ocasiones, empinado y con cierta vegetación cuya dificultad es escasa y que te dirige al embalse de Etxebarria, que ya visitamos tiempo atrás. Pero como antes pasó, ten cuidado: tras pasar la puerta, más o menos 1 kilómetro después, deberás tomar el camino que se adentra en el bosque (no hay otro, así que tranquilo/a). Ojo al parche.

Este sendero te lleva a El Regato (pasando primero por Tellitu).

Este sendero te lleva a El Regato (pasando primero por Tellitu).

Ése será nuestro único punto de posible pérdida. En 300 metros llegarás al coqueto barrio de Tellitu, que alberga la vergonzosa Cantera de Tellitu (ya en desmantelamiento). Siguiendo el camino asfaltado, en breve llegaremos al barrio de El Regato. Frente al Centro de Interpretación Histórica y Medioambiental de Barakaldo (CIHMA) encontrarás la marquesina de Bizkaibus. ¡Prohibido dormirse por el cansancio en el autocar!

Ficha de la ruta

 

Distancia: Casi 17 kilómetros, en unas 6 horas de camino (con muchos descansos, eso sí).

Dificultad: Moderada. El terreno no es complicado, pero se hacen duras las dos rampas que dan acceso a las cimas y la bajada del Eretza. En montañeros con poca práctica, el cansancio se notará en las piernas hacia el final de la ruta.

Comentarios: Bien por miedo a no poder, bien porque sabemos que nuestras piernas no responderán, podemos acortar la ruta comenzándola desde Sodupe y ascendiendo sólo el Eretza.

Más información

Fotografías (Facebook): https://www.facebook.com/media/set/?set=a.287170414659928.64069.109203329123305&type=3

Track (Wikiloc): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2305308

2 Comments

  1. Hola!
    somos una pareja de 31 y 37 años. Estamos buscando un grupo de senderismo-montañismo cerca para ir a hacer monte los fines de semana, escapadas, etc. Uno de nosotros sí que es más experiementado, pero el otro no y el vértigo también cuenta.. jeje.. así que nos gustaría participar en un grupo de senderismo (ya que de montaña quizá sea demasiado cañero). Conoces alguno de gente joven? me puedes recomendar algún grupo que conozcas? Lo que veo por internet es que suelen ser de gente mayor (de cuarentatimuchos para arriba) y nos apetece estar con gente de nuestra edad.
    Gracias y suerte!

  2. Hice este viernes este recorrido pero acabando en Cruces (no en el hospital) y confirmo lo descrito. Recorrido bonito pero exigente y con calor las cuestas de Luxar y Eretza te hacen sudar de lo lindo. Menos mal que en las cimas soplaba brisa. Recomiendo llevar buenas provisiones de agua y hacer este recorrido con tiempo de sobra. Yo comencé a las 4 de la tarde y lo hice en 5 horas pero es un poco estresante ir con el tiempo justo sin poder estar un rato disfrutando de las vistas en las cimas.

Leave a Reply

Required fields are marked *.