Monte y playa: subida al modesto Montaño (319 m) desde La Arena

Tanto si eres de montaña como si lo tuyo es el mar, aquí te ofrecemos una sugerente ruta en la que poder combinar ambas aficiones.

Nuestra ruta parte de la playa de La Arena, en el límite entre los municipios de Zierbena y Muskiz. Podemos acceder a ella de múltiples maneras: en coche por la Autovía del Cantábrico A-8 tomando la salida de la playa; en bici por el bidegorri de La Arena (ver ruta); o en autobús, con parada junto al helipuerto.

Así, una vez elegido el medio de transporte, deberemos llegar hasta los aparcamientos de la playa, en los que comienza nuestra ruta de hoy.

El Peñón. Montaño queda detrás.

El Peñón. Montaño queda detrás.

En primer lugar, nos dirigimos hasta el comienzo del bidegorri (carril bici). Una vez en el bidegorri seguimos por él hasta pasar un puente, tras el que surge un desvío a la derecha, que tomamos. Continuamos por este nuevo camino rojo (traducción literal de ‘bidegorri’) hasta desembocar en otro, donde giramos a la izquierda hasta encontrarnos nuevamente un nuevo desvío a la izquierda, esta vez de asfalto gris que tomamos abandonando el bidegorri.

¡Atención a los desvíos!

¡Atención a los desvíos!

Vamos por este camino de asfalto hasta que llegamos a una valla, donde advertimos la presencia de unos perros atados que guardan el acceso a la casa-torre de Montaño.

Atravesamos la valla respetando a los perros y pasamos bajo un puente, tras el que observamos una bifurcación y un poste con la señalización ‘Mendi ibilbidea’ (sendero de montaña). Ambos caminos llegan hasta la cima del Montaño: por el de la izquierda a través del portillo de Oceja y por el de la derecha, desde su ladera sur, con menor pendiente. Nosotros elegimos esta última opción.

¿Izquierda o derecha? Lo que diga la flecha.

¿Izquierda o derecha? Lo que diga la flecha.

Tras caminar por sendero de tierra, llegamos a un caserío, a partir del cual el firme es de hormigón. Este tramo de la ruta quizás sea el de menor atractivo paisajístico, ya que trascurre en paralelo a la refinería de petróleo que la empresa Petronor tiene en el municipio de Muskiz.

En un punto del camino desde donde contemplamos el vecino Serantes (451 metros, centenario), encontramos un desvío a la izquierda, convenientemente señalizado con un nuevo poste. Si miramos con atención, nos daremos cuenta de que estas señales carecen de rótulo, solo indicando la dirección a seguir. Realmente señalan la dirección hacia el Montaño, pero sin explicitarla.

Así, hacemos caso a la señal y tomamos este nuevo camino, ahora de grava.

Tras un tramo semillano, ahora viene la (suave) subida.

Tras un tramo semillano, ahora viene la (suave) subida.

Poco después nos encontramos con nuevos postes a la izquierda. Omitimos el primero, que será por donde descendamos (2) y tomamos el segundo (1). Deberemos estar atentos ya que, aunque la señal indique a la derecha (3), nosotros tomaremos el camino de la izquierda (1), por donde ascendemos.

Por aquí subimos, por ahí bajamos y por allí continuamos.

Por aquí subimos, por ahí bajamos y por allí continuamos.

Llegamos al final del camino de tierra y remontamos la ladera del monte por un estrecho sendero que se nos presenta a la izquierda. Pocos metros después, hacemos cima.

La cumbre del Montaño (319 metros, centenario) está coronada por un buzón cimero conmemorativo del 50 aniversario de la Sociedad Montañera Encartaciones de Ortuella, así como por una ikurriña. Pese a la escasa altura de este monte, las vistas del mar y de los montes circundantes son espléndidas, solo afeadas por la presencia de la refinería.

Vistas desde la cumbre del Montaño.

Vistas desde la cumbre del Montaño.

Después de las fotos de rigor y de dejar nuestra tarjeta debidamente rellenada, acometemos el descenso por el lado opuesto por el que ascendimos. Así llegamos al sendero donde, ahora sí, hacemos caso a todas las señales y postes que nos encontremos y que nos señalarán el camino de descenso.

Y así, caminando entre pinos, llegamos al punto donde nuestro camino se cruza con el bidegorri o carril bici que lleva a la playa, por donde giramos a la izquierda y continuamos hasta llegar, 4 kilómetros después, hasta la playa.

Las baldosas amarillas llevan a Oz y el asfalto rojo, a la playa.

Las baldosas amarillas llevan a Oz y el asfalto rojo, a la playa.

Un refrescante chapuzón en aguas del Cantábrico o relajarse tumbado en sus arenales pueden ser un complemento perfecto con el que finalizar esta jornada de montaña y mar.

Ficha de la ruta

Distancia: 11,25 kilómetros (algo más de 3 horas).

Dificultad: Fácil. Para toda la familia.

Comentarios: Es una ruta excelente para un combinado de montaña y playa. El único punto a tener especial cuidado es en las inmediaciones de la casa-torre de Montaño, custodiada por unos perros atados pero muy ladradores.

Más información

Fotografías (Facebook): https://www.facebook.com/media/set/?set=a.256100311100272.58900.109203329123305&type=3

Track (Wikiloc): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2108047

Otras rutas en Zierbena: http://www.zierbena.net/es-ES/Turismo/Turismo-Activo/Documents/zierbena_ibilbideak_rutas_senderismo.pdf

Compartir este artículo

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *