El ascenso al Mello (629 metros) desde Muskiz, un clásico del último día del año

¿A quién no le ha pasado eso de decir “lo hago cuando tenga un ratito” y pasar varios meses hasta que lo lleva a cabo? Hoy os hablamos de una romería que se celebra en Muskiz todos los 31 de diciembre, la popular subida al Mello. Nosotros lo hicimos el último día de 2013 y os lo contamos hoy. Ya veis, es que nunca teníamos ese “ratito”. Hasta hoy.

¡Vamos a por ese pateo! La ruta es de ida y vuelta. Nuestra filia, como sabéis, es tirar siempre que se pueda de transporte publico. Por eso nosotros nos plantamos en Muskiz gracias al tren de Renfe. Quizá en vuestro caso os venga mejor el autobús. O el vehículo privado. Muskiz, por suerte, no tiene los problemas de aparcamiento de la plaza Moyúa en hora punta. ¡Aún así, no prometemos estacionamiento fácil!

¡En marcha! Nuestro caminar parte de la Biblioteca Municipal de Muskiz. Lo hacemos desde allí puesto que en la localidad se propuso un ascenso al Mello grupal que arrancaba desde ella. Vayáis como vayáis (tren, bus, coche, Sancheski, etc.), preguntad por el edificio libremente pues todo el mundo conoce dónde está. La estación de Renfe dista 300 metros de él y se llega fácilmente.

Una vez en la puerta de la biblioteca de Muskiz, debemos continuar justo por la calle que nace hacia el frente (no hacia la derecha). Como pista, fíjate en que en pocos metros pasarás sobre el río Barbadun, un buen conocido de la zona de las Encartaciones. No te despistes, porque 150 metros después de sobrepasar el río, has de tomar un desvío a la izquierda que arranca tras una marquesina de Bizkaibus, justo antes de comenzar una hilera de ‘chaletes’ en forma de curva.

En sólo 50 metros nos toparemos con la primera señal de que todo marcha como debe ir.

¡El ascenso al Mello desde Muskiz está hiperseñalizado!

¡El ascenso al Mello desde Muskiz está hiperseñalizado!

Llegados aquí, tenemos que avisar de que tenemos una noticia buena y otra mala. La buena es que el camino de ascenso al Mello no tiene pérdida. La señalización es perfecta gracias a que el sendero es de subida frecuente en cualquier época del año. Es más, si quieres puedes dejar en casa el GPS, pues no te hará falta. La mala es que el ascenso, salvo en la cima y en momentos puntuales, no ofrece vistas espectaculares como en otras rutas. Lo que tampoco le resta interés al camino.

No mentimos cuando decimos que el ascenso al Mello desde Muskiz no tiene pérdida...

No mentimos cuando decimos que el ascenso al Mello desde Muskiz no tiene pérdida…

Así pues, sólo queda disfrutar de los cerca de 4 kilómetros de ascenso al Mello, con algunas rampas interesantes. Dejamos “evidencia gráfica testimonial” de la subida (lo que cualquier persona normal llamaría “fotos”).

Primeras rampas del ascenso al Mello en pleno paraje otoño-invernal.

Primeras rampas del ascenso al Mello en pleno paraje otoño-invernal.

Zona de tierra durante el ascenso al Mello. ¡Pero tierra pija, de esa que no mancha!

Zona de tierra durante el ascenso al Mello. ¡Pero tierra pija, de esa que no mancha!

¡Esos barrotes con historia con los que nos topamos durante el ascenso al Mello!

¡Esos barrotes con historia con los que nos topamos durante el ascenso al Mello!

Y es así como en hora y media nos plantamos en la cima del Mello, de 629 metros y centenario. Allí arriba nos esperan unas buenas vistas, un vértice geodésico y un singular buzón que siempre se lleva todas las miradas (y tarjetas).

Como os comentamos en el arranque, la ruta de ascenso al Mello desde Muskiz es de ida y vuelta. Así que retornamos por el mismo camino de subida, llegamos al pueblo y esperamos al bus o al tren. ¡Y en casa para comer y echar la siesta con la película de Antena 3!

Ficha de la ruta

Distancia: En torno a 13 kilómetros (incluyendo el desplazamiento hasta la biblioteca, y de la biblioteca al lugar en el que arranca el ascenso al Mello).

Tiempo: Sobre 4 horas.

Dificultad: Escasa. Si acaso, algunas rampas pueden requerir de un resoplido de más, pero son una excepción. Además, el terreno es compacto: cuando no es asfalto, es cemento, grava o tierra “muy pisada”.

Comentarios: Gracias a que el terreno es muy firme, esta ruta se puede llevar a cabo con tiempo inestable (incluso con xirimiri o lluvia débil). Abstenerse en caso de que la lluvia perdure o sea abundante.

Por otro lado, queremos agradecer el trabajo de Mendiz Mendi Taldea y el Club de Montaña Mello, quienes en la subida popular se encargaron del avituallamiento. Choripán, refrescos y frutos secos en abundancia para los parroquianos, que cumplieron con el rito anual.

Más información

Fotografías (Facebook): https://www.facebook.com/media/set/?set=a.647267475316885.1073741853.109203329123305&type=3

Ruta (Wikiloc): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6496411

Vídeo (Youtube): http://youtu.be/uOc0P9WyyR0

Compartir este artículo

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *